Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Si usted tiene osteoartritis

Una mujer y un hombre en una piscina haciendo ejercicios en el agua.

Aunque es un problema crónico (de largo plazo) y el tipo más común de artritis, la osteoartritis no tiene por qué impedir que usted lleve una vida activa. Para ayudar a controlar los síntomas, haga sus ejercicios y baje de peso si tiene sobrepeso. El uso de herramientas especiales también puede facilitarle la vida. Asegúrese de ir a las citas programadas con su proveedor de atención médica, para que le hagan sus revisiones y análisis de laboratorio. Y, si tiene preguntas o inquietudes, llame al consultorio de su proveedor de atención médica entre las visitas programadas.

Incorpore el ejercicio en su vida

El ejercicio suave puede ayudar a disminuir sus dolores. Tenga en mente las siguientes recomendaciones:

  • Escoja ejercicios que aumentan la movilidad de las articulaciones y fortalecen los músculos. Su proveedor de atención médica o fisioterapeuta podrían sugerirle unos cuantos.

  • El estiramiento y las actividades para mejorar la flexibilidad como en yoga y el tai chi pueden mejorar el dolor y la movilidad de las articulaciones.

  • Pruebe a hacer deportes de bajo impacto, como caminar, montar en bicicleta o ejercicios acuáticos en una piscina templada.

  • Es recomendable que la mayoría de las personas hagan ejercicio por lo menos por 30 minutos diarios la mayoría de los días de la semana. Este tiempo se puede dividir en períodos de tiempo más cortos durante el día.

  • Al principio, no trate de hacer demasiado. Aumente gradualmente con el tiempo.

  • Asegúrese de hacer un precalentamiento de 5 a 10 minutos cada vez que haga actividad física.

  • Si le aumentan los dolores y la rigidez, reduzca la cantidad de ejercicio que hace: es decir, no haga ejercicio con tanta intensidad ni por tanto tiempo.

Vigile su peso

Si usted pesa más de lo que debería, sus articulaciones tienen que hacer esfuerzos adicionales; esto empeora los síntomas. Para reducir los dolores y la rigidez, trate de perder unos kilitos de más. Ayúdese por estas sugerencias:

  • Comience un régimen de pérdida de peso supervisado por su proveedor de atención médica.

  • Pida ayuda a sus familiares y amigos.

  • Entre en un grupo de apoyo para adelgazar.

Use herramientas especiales

Cuando le duelen las articulaciones, hasta las tareas más simples pueden ser difíciles de realizar. Los utensilios y ayudas especiales, conocidos como dispositivos de asistencia, pueden facilitar el desempeño de tareas, porque disminuyen el esfuerzo necesario y protegen las articulaciones. Pregunte a su proveedor de atención médica dónde puede conseguir éstos y otros utensilios de ayuda:

  • Instrumentos de mango largo para alcanzar o agarrar objetos

  • Herramientas para abrir tarros y abotonarse

  • Mangos gruesos para lápices, útiles de jardinería y otros objetos que requieren agarrarse con la mano

Use ayudas para la movilidad y otros dispositivos

Las personas que tienen artritis y otros problemas que afectan las articulaciones generalmente usan ayudas para la movilidad para ayudarles a caminar. Por ejemplo, pueden usar bastones o andaderas. También es posible que usen férulas o aparatos para sostener las articulaciones. Hable con su proveedor de atención médica o su terapeuta sobre estas ayudas. Por ejemplo, podría beneficiarle usar:

  • Un bastón para disminuir el dolor de rodilla o cadera y ayudar prevenir caídas

  • Férulas para sus muñecas u otras articulaciones

  • Un dispositivo ortopédico para sostener la articulación débil de una rodilla

  • Dispositivos ortóticos para el involucramiento de los dedos del pie y el pie

Tratamientos médicos y quirúrgicos

Discuta tratamientos médicos con su proveedor de atención médica para ayudar a reducir el dolor y mejorar la movilidad de la articulación.

  • Los medicamentos tópicos como gel de lidocaína, capasaicin o diclofenac

  • Medicamentos orales como acetaminofén, AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno y el naproxeno, o narcóticos opioides

  • Inyecciones en las articulaciones afectadas como corticosteroides en varias articulaciones, o ácido hialurónico en las articulaciones de la rodilla

  • Reparación quirúrgica o remplazo quirúrgico con articulaciones artificiales

  • Terapias complementarias como tratamientos con frío y calor, masajes, acupuntura, suplementos, entrenamiento cognitivo, meditación y otros. Discuta estas opciones con su proveedor de atención médica.

Revisor médico: Hanrahan, John, MD
Revisor médico: Horowitz, Diane, MD
Revisor médico: Image reviewed by StayWell art team.
Última revisión: 6/1/2018
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell | StayWell Disclaimer