Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Tratamiento de la enfermedad de Crohn: medicamentos

Es posible que su proveedor de atención médica le recete medicamentos para controlarle los síntomas de la enfermedad de Crohn. Los medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas. Aunque estos no curan la enfermedad de Crohn, sí lo ayudarán a mejorar su calidad de vida. Colabore con su proveedor de atención médica. Es posible que tenga ciertos efectos secundarios o que sus síntomas cambien. De ser así, quizás el proveedor tenga que cambiar el medicamento o la dosis.

Tipos de medicamentos

Puede que le receten alguno de estos tipos de medicamentos:

  • Corticosteroides

  • Inmunomoduladores

  • Fármacos biológicos

  • Antibióticos

  • Aminosalicilatos

A continuación puede obtener más información sobre cada tipo.

Corticosteroides

Su proveedor de atención médica puede sugerirle corticosteroides. Los corticosteroides ayudan a reducir la inflamación del cuerpo. Podrían mejorar sus síntomas rápidamente. Pueden tomarse en forma de pastillas o de líquido por vía oral (por la boca). En algunos casos, puede que se lo den mediante una sonda intravenosa o a través del recto por medio de un supositorio o un enema. Se administran por breves períodos, generalmente por no más de 8 a 12 semanas. No deben usarse estos medicamentos durante las remisiones. La remisión es un período prolongado en el que no tiene síntomas.

Si se usan por mucho tiempo, los corticosteroides pueden provocar efectos secundarios como los siguientes:

  • Cambios de estado de ánimo

  • Problemas para dormir

  • Cambios en la forma del cuerpo

  • Mayor probabilidad de tener infecciones

  • Acné o cara hinchada

  • Aumento de peso

  • Aparición de estrías en la piel

  • Problemas de la vista

  • Fracturas o pérdida de hueso

  • Vello en la cara (en las mujeres)

  • Acné

  • Presión arterial alta

  • Nivel alto de azúcar en la sangre

  • Riesgo de diabetes

Inmunomoduladores

Este tipo de medicamentos hacen que el sistema inmunitario del cuerpo se vuelva menos activo, lo cual puede ayudar a reducir la inflamación y a calmar los síntomas. Se toman en pastillas por la boca. Es posible que no sienta los efectos hasta que haga unos meses que las toma, pero puede tomarlas por un largo tiempo. Tendrá que realizarse análisis de sangre cada algunos meses para controlar su hígado y su conteo de glóbulos.

Los efectos secundarios pueden incluir los siguientes:

  • Náuseas

  • Dolores corporales

  • Inflamación del páncreas (pancreatitis)

  • Conteo bajo de glóbulos blancos

  • Problemas del hígado

  • Niveles bajos de ácido fólico

  • Infección

  • Linfoma

  • Cáncer de piel no melanoma

Fármacos biológicos

Estos medicamentos ayudan a detener una sustancia química producida por el cuerpo que causa inflamación. Uno de estos medicamentos bloquea una sustancia llamada factor de necrosis tumoral (tumor necrosis factor, TNF). Estos medicamentos también se conocen como anticuerpos monoclonales anti-TNF. Otro tipo de medicamento ayuda a impedir que los glóbulos blancos pasen al tejido intestinal, que es lo que causa la inflamación. 

En este momento se están desarrollando más fármacos biológicos cuyo objetivo es actuar en las diferentes vías involucradas en la inflamación intestinal de la enfermedad de Crohn. Estos medicamentos se pueden administrar de diferentes maneras. Puede ser por vía intravenosa cada 2 a 8 semanas o puede administrarse mediante una inyección que generalmente es semanal o mensual. Estos fármacos pueden ponerlo en riesgo de contraer infecciones. Debe decirle a su proveedor de atención médica si tiene una infección crónica. Su proveedor también tiene que solicitarle pruebas para detectar tuberculosis y hepatitis B antes de recetarle estos medicamentos.

Los efectos secundarios pueden incluir los siguientes:

  • Sonrojarse, dolor de pecho, dificultad para respirar, urticaria o una baja de la presión arterial durante el tratamiento intravenoso

  • Dolores musculares y articulares

  • Erupción cutánea (sarpullido)

  • Fiebre

  • Infección

  • Reactivación de tuberculosis y hepatitis B

  • Linfoma

  • Cáncer de piel

  • Hepatotoxicidad

  • Psoriasis inducida por TNF

Antibióticos

Puede que le den antibióticos si tiene una infección debido a la enfermedad de Crohn, como un absceso. Los antibióticos pueden darse en forma de pastilla por vía oral (por la boca). Tendrá que evitar la exposición al sol mientras los toma. Tampoco podrá beber alcohol mientras los tome. Los antibióticos pueden causar reacciones graves, como náuseas, vómitos y problemas respiratorios. Avise de inmediato a su proveedor de atención médica si siente adormecimiento u hormigueo en las manos, así como si empeoran sus síntomas intestinales.

Los efectos secundarios pueden incluir los siguientes:

  • Náuseas

  • Diarrea

  • Dolores de cabeza

  • Mareo

  • Orina oscura

  • Pérdida del apetito

  • Sabor metálico en la boca

  • Sensibilidad al sol

Aminosalicilatos

Este medicamento también es conocido como 5-ASA y se usa para síntomas de leves a moderados. Se puede administrar por la boca o por el recto y actúa disminuyendo la inflamación en los intestinos.

Los efectos secundarios pueden incluir los siguientes:

  • Dolor de cabeza

  • Náuseas y vómitos

  • Dolor abdominal

  • Acidez estomacal

  • Diarrea

Control de los efectos secundarios

Su proveedor de atención médica le explicará los efectos secundarios de los medicamentos que empiece a tomar. En la mayoría de los casos, los efectos secundarios no son difíciles de controlar, pero en ocasiones pueden volverse lo suficientemente graves como para justificar un cambio de medicamento. Llame a su proveedor de atención médica en cualquiera de los siguientes casos:

  • Los efectos secundarios son difíciles de controlar.

  • Los efectos secundarios son intensos.

  • Hay efectos secundarios no previstos.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Kenny Turley PA-C
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Última revisión: 6/1/2019
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell | StayWell Disclaimer