Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Si su hijo tiene espondilitis anquilosante juvenil (EAJ) 

La espondilitis anquilosante juvenil es un tipo artritis. Esta enfermedad afecta la columna vertebral y los lugares en donde los músculos, los tendones y los ligamentos se unen al hueso. La EAJ afecta a los niños más que a las niñas. Normalmente, se presenta entre los 17 y los 35 años. La EAJ es una afección de largo plazo (crónica). Algunas personas tendrán períodos en los que la enfermedad esté inactiva o los síntomas sean leves (remisión). Otras personas tendrán síntomas constantes.

¿Cuáles son las causas de la EAJ?

Los investigadores desconocen la causa exacta de la EAJ. Esta afección tiende a ser hereditaria. En las personas que tienen esta enfermedad, se encuentra un marcador genético denominado HLA-B27. Sin embargo, solo una pequeña cantidad de personas con el marcador desarrollan la enfermedad. Por este motivo, los investigadores no saben exactamente si el marcador genético aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.

Síntomas de la EAJ

Los síntomas pueden presentarse de manera diferente en cada niño. También pueden aparecer y desaparecer con el tiempo. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en la espalda, las articulaciones, las nalgas, la cadera, los talones o los hombros

  • Rigidez temprano por la mañana que mejora con actividad

  • Dificultad para pararse con la espalda derecha

  • Dificultad para inspirar profundamente

  • Pérdida del apetito

  • Pérdida de peso

  • Cansancio (fatiga)

  • Fiebre

  • Dolor en los ojos, enrojecimiento y sensibilidad a la luz

Diagnóstico de la EAJ

Debido a que los síntomas son similares a los de otras afecciones, la EAJ puede ser difícil de diagnosticar. El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes médicos del niño. También le preguntará sobre los antecedentes médicos de su familia y le hará un examen físico. También se le pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Radiografías. Esta prueba usa una cantidad pequeña de radiación para crear imágenes de los tejidos del cuerpo. Las radiografías pueden mostrar cambios en la columna vertebral y las articulaciones. Es posible que no se presenten cambios en las etapas iniciales.

  • Otros exámenes de diagnóstico por imágenes. Pueden realizarse otras pruebas que crean imágenes del cuerpo. Estas pueden incluir una resonancia magnética (RM). Esta prueba utiliza imanes grandes y una computadora para generar imágenes de los tejidos del cuerpo.

  • Análisis de sangre. No hay una prueba específica que evalúe solo la EAJ. Sin embargo, se pueden hacer otros análisis de sangre, como por ejemplo:

    • Análisis de tasa de sedimentación de eritrocitos (ESR, por sus siglas en inglés). Esta prueba se lleva a cabo para detectar si existe inflamación en el cuerpo. Un niño con EAJ puede tener un nivel alto de ESR, pero este también puede tener otras causas.

    • Prueba para detectar el antígeno HLA-B27. Es un análisis de sangre para detectar algunas afecciones autoinmunes. El HLA-B27 es un antígeno que, si se encuentra en la sangre, puede indicar que su hijo tiene un tipo de enfermedad autoinmune. Al igual que la ERS, el resultado del análisis no es específico de la EAJ. Es posible que los resultados del análisis tengan otra causa. 

Puede ser difícil diagnosticar la EAJ. El proveedor de atención médica de su hijo puede recomendarle que lo vea otro proveedor de atención médica que se especialice en enfermedades de las articulaciones (reumatólogo).

Tratamiento de la EAJ

El tratamiento de la EAJ tiene los siguientes objetivos:

  • Reducir el dolor y la rigidez

  • Prevenir deformidades

  • Ayudar a su hijo a realizar tanta actividad física como pueda 

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la condición de salud general de su hijo. También dependerá de la gravedad de la afección. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como ibuprofeno, para reducir el dolor y la inflamación

  • Uso a corto plazo de medicamentos corticosteroides para reducir la inflamación

  • Medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés) para disminuir la inflamación del cuerpo

  • Medicamentos biológicos para disminuir la inflamación del cuerpo, como infliximab o etanercept

  • Actividad física regular, que incluye ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda

  • Fisioterapia

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo acerca de los riesgos, los beneficios y los posibles efectos secundarios de todos los medicamentos.

Posibles complicaciones de la EAJ

Es importante realizar un diagnóstico y tratamiento tempranos para reducir o demorar la aparición de complicaciones. Las posibles complicaciones del la EAJ incluyen las siguientes:

  • Daño en las articulaciones

  • Unión de los huesos de la columna vertebral y del pecho (huesos fusionados)

  • Curvatura anormal de la columna vertebral (cifosis)

  • Dificultades para respirar ocasionadas por los cambios en la columna vertebral y el pecho (enfermedad pulmonar restrictiva)

  • Fracturas en los huesos de la columna vertebral

  • Problemas en el corazón, los ojos y los riñones

Cómo vivir con la EAJ

La EAJ es una afección de largo plazo (crónica). Algunas personas tendrán períodos en los que la enfermedad esté inactiva o los síntomas sean leves (remisión). Otras personas tendrán síntomas constantes. 

Ayude a su hijo a hacer lo siguiente:

  • Realizar tanta actividad física como pueda

  • Equilibrar la actividad con el descanso

  • Tener una alimentación sana 

También asegúrese de que su hijo deje de fumar o nunca comience. Fumar está relacionado con mayores problemas con la EAJ. 

Colabore con el equipo de atención médica de su hijo para crear un plan de tratamiento continuo que sea el más adecuado para su hijo. 

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Síntomas en los ojos

  • Dificultad para respirar

  • Otros síntomas nuevos

  • Empeoramiento de los síntomas

Revisor médico: Turley, Raymond Kent, BSN, MSN, RN
Última revisión: 10/1/2018
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
About StayWell | StayWell Disclaimer