Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Si su hijo tiene artritis psoriásica

La artritis psoriásica es un tipo poco común de artritis que afecta tanto a la piel como a las articulaciones y que causa inflamación. Es una afección persistente (crónica) que causa erupción con picazón y deja la piel enrojecida y escamada. También causa engrosamiento de las uñas y aparición de pequeños hoyuelos. 

Esta afección también causa dolor e hinchazón en las articulaciones. Normalmente, afecta las articulaciones de los dedos de manos y pies. Sin embargo, también puede afectar las muñecas, las rodillas, los tobillos y la zona lumbar. 

Esta afección es más frecuente en adultos de entre 30 y 50 años, pero también puede empezar en la niñez. En muchos casos, los síntomas de la piel se presentan antes que la artritis. Realizar un diagnóstico y un tratamiento tempranos puede ayudar a aliviar el dolor y evitar que empeore el daño en las articulaciones.

¿Cuáles son las causas de la artritis psoriásica?

Los médicos no conocen la razón de esta afección. Sin embargo, el sistema inmunológico, los genes y el entorno de su hijo pueden cumplir una función importante. Los niños con esta afección suelen tener un miembro de la familia con artritis o psoriasis.

Síntomas de la artritis psoriásica

La psoriasis, una afección de la piel, puede comenzar antes o después de la artritis. La psoriasis causa erupción con picazón que deja la piel enrojecida y escamada. Esta erupción se presenta en las rodillas, los codos, el cuero cabelludo, el rostro y los pliegues de las nalgas. También puede provocar la aparición de pequeños hoyuelos en las uñas de las manos y los pies. 

Los síntomas de cada niño pueden variar. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Inflamación, hinchazón y dolor en las articulaciones, normalmente en los dedos de las manos y de los pies

  • Rigidez en las articulaciones por la mañana

  • Enrojecimiento de la piel sobre las articulaciones afectadas

  • Hinchazón en los dedos de las manos y los pies que hace que tengan una apariencia similar a una salchicha (más frecuente en niñas de entre 1 y 6 años)

  • Deformación en articulaciones causada por la inflamación crónica

  • Síntomas en la columna vertebral o en las articulaciones sacroilíacas (más frecuente en niños más grandes)

  • Dolor en los ojos

  • Falta de energía (fatiga)

Diagnóstico de la artritis psoriásica

La artritis psoríasica es más fácil de conformar si su hijo ya tiene psoriasis en la piel. Si los síntomas en la piel todavía no se presentaron, el diagnóstico es más difícil. El proveedor de atención médica de su hijo le hará preguntas sobre la historia clínica de su hijo y le hará un examen físico. También puede que a su hijo le hagan análisis de sangre, como los siguientes:

  • Análisis de tasa de sedimentación de eritrocitos (ESR, por sus siglas en inglés). También se conoce como “tasa de sedimentación eritrocítica”. Este análisis detecta la rapidez con la que los glóbulos rojos se asientan en el fondo de un tubo de ensayo. Cuando existe inflamación e hinchazón en el cuerpo, las proteínas de la sangre se aglutinan y se vuelven más pesadas de lo normal. Es por eso que caen y se depositan más rápido en el fondo del tubo de ensayo. Mientras más rápido caen los glóbulos rojos, más grave es la inflamación.

  • Ácido úrico. Los niveles altos de ácido úrico en la sangre están asociados a la artritis psoriásica.

  • Hemograma completo (CBC, por sus siglas en inglés) Este análisis se realiza para detectar niveles bajos de glóbulos rojos (anemia), glóbulos blancos y plaquetas.

  • Análisis de anticuerpos. Estos análisis de sangre se realizan para detectar ciertos tipos de proteínas llamadas anticuerpos. Los resultados de estos análisis también pueden ser positivos para muchos tipos de enfermedades reumáticas. Los niños más pequeños son más propensos que otros a tener un resultado positivo en el análisis de anticuerpos. 

Otras pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Radiografías. Esta prueba usa una cantidad pequeña de radiación para crear imágenes de los órganos, los huesos y otros tejidos.

  • Examen de ojos. Un pediatra que se especializa en las afecciones del ojo (oftalmólogo) realiza este examen. Este examen se realiza para detectar la presencia de uveítis, una afección en la que se produce la inflamación de la capa media del ojo.

Tratamiento de la artritis psoriásica

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la condición de salud general de su hijo. También dependerá de la gravedad de la afección. El equipo de tratamiento estará conformado por las siguientes personas:

  • El proveedor de atención médica primaria de su hijo

  • Un reumatólogo pediátrico

  • Un oftalmólogo 

El tratamiento se realiza tanto para los síntomas de la piel como para la inflamación de las articulaciones. Algunos medicamentos que se usan para tratar la artritis psoriásica incluyen los siguientes:

  • Antiinflamatorios no esteroides (AINE). Estos ayudan a aliviar los síntomas e incluyen medicamentos como aspirina, ibuprofeno y naproxeno.

  • Medicamentos inmunosupresores. Estos son medicamentos que debilitan el sistema inmunológico y pueden utilizarse para aliviar la inflamación cuando los AINE no funcionan.

  • Vitaminas y minerales. Estos incluyen calcio y vitamina D, y se utilizan para reducir las deformidades en los huesos.

  • Medicamentos biológicos. Estos afectan al sistema inmunológico e incluyen medicamentos como el infliximab.

  • Corticosteroides. Estos son medicamentos que alivian el enrojecimiento y la hinchazón. 

Otros tratamientos pueden incluir lo siguiente:

  • Tratamiento con luz ultravioleta (UVB o PUVA)

  • Terapia en frío o caliente

  • Férulas

  • Ejercicio

  • Fisioterapia para mejorar y mantener el funcionamiento de músculos y articulaciones

  • Terapia ocupacional para mejorar la capacidad de realizar actividades de la vida diaria

  • Tratamiento de la erupción en la piel por la psoriasis

  • Cirugía para reparar o reemplazar una articulación dañada (con frecuencia no es necesaria hasta después de años del diagnóstico)

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo acerca de los riesgos, los beneficios y los posibles efectos secundarios de todos los tratamientos.

Posibles complicaciones de la artritis psoriásica

Los niños con artritis psoriásica corren el riesgo de desarrollar una afección en los ojos denominada “uveítis”. Esta es una inflamación de la capa media del ojo. 

Realizar un diagnóstico y un tratamiento tempranos puede ayudar a que los niños entren en remisión. Esto significa que los síntomas desaparecen. Pero si el tratamiento se retrasa, la remisión es menos probable y la afección puede provocar una discapacidad a largo plazo.

Cómo vivir con artritis psoriásica

Cumpla con el plan de tratamiento de su hijo para ayudarlo a controlar sus síntomas. Esto incluye que su hijo duerma lo suficiente. Anime a su hijo a realizar ejercicio y fisioterapia. Busque maneras de que se divierta haciendo estas actividades. Trabaje junto con la escuela de su hijo para asegurarse de que su hijo tenga la ayuda que necesita. Colabore con otros cuidadores para ayudar a su hijo a participar tanto como sea posible en actividades escolares, sociales y físicas. [[Es posible que su hijo también califique para recibir ayuda especial conforme a la Sección 504 de la Ley de Rehabilitación (Rehabilitation Act) de 1973.]] eliminar para la versión de traducción de Sidra También puede ayudarlo a encontrar un grupo de apoyo para que pueda relacionarse con otros niños que tengan artritis psoríasica.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Empeoramiento o continuidad de los síntomas

  • Síntomas nuevos

Revisor médico: Turley, Raymond Kent, BSN, MSN, RN
Última revisión: 10/1/2018
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
About StayWell | StayWell Disclaimer