Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Tratamiento del cáncer de próstata: braquirradioterapia intersticial

La radioterapia es una forma de matar las células cancerosas. La radiación se puede recibir desde fuera o desde dentro del cuerpo. Braquirradioterapia intersticial para el cáncer de próstata quiere decir que la radiación se dirige específicamente a la próstata. El beneficio de este tipo de tratamiento es que la radiación se limita a una zona pequeña; no afecta a todo el cuerpo.

En el caso de los hombres que tienen cáncer de próstata que avanza rápidamente y que puede propagarse a otras partes del cuerpo, podría usarse la radiación externa e interna.

Cómo funciona

Esta terapia se puede hacer de las 2 maneras siguientes:

Braquirradioterapia permanente o de dosis baja. Para realizar este tratamiento, se colocan fuentes de radiación dentro de la próstata. Con frecuencia, se usan semillas metálicas muy pequeñas que tienen el tamaño aproximado de un grano de arroz. Las semillas se implantan y quedan por el resto de su vida, pero con el tiempo, la radiación desaparece.

Radiación temporal o de dosis alta. En este tratamiento, se coloca la radiación en la próstata durante un período breve (unos 5 a 15 minutos) y luego se vuelven a sacar. Generalmente esto se realiza 3 veces en 2 días.

Corte transversal de una próstata donde se ven las semillas radiactivas usadas en la braquirradioterapia intersticial.
Radioactive 'seeds' are implanted throughout the prostate.

Riesgos y complicaciones posibles

Todos los procedimientos conllevan riesgos. La mayoría los riesgos de este tratamiento están relacionados con órganos que están cerca de la próstata y pueden resultar afectados por la radiación. Entre los riesgos se incluyen los siguientes:

  • Problemas intestinales

  • Sangre en la orina o en el semen por un tiempo corto después del tratamiento

  • Sangrado o inflamación de la vejiga o el recto

  • Sensación de ardor al orinar

  • Disfunción eréctil

  • Pérdida del control de la vejiga o los intestinos (incontinencia)

  • Traslado de las semillas fuera de la próstata

  • Necesidad frecuente de orinar

  • Dolor, moretones o hinchazón en donde se insertaron las agujas

  • Obstrucción urinaria (no poder orinar debido a un bloqueo)

Antes del tratamiento

Podrían darle un tratamiento hormonal para reducir el tamaño de la próstata. Luego se determina el tamaño y la forma de la próstata por ecografía, tomografía o resonancia magnética. Esto permite que el proveedor de atención médica sepa dónde colocar las semillas o las sondas y qué cantidad se necesitará.

Durante el tratamiento

Le pondrán anestesia para que no sienta ningún dolor durante el procedimiento. Le harán uno de estos dos tratamientos:

  • Semillas permanentes. Estas se conocen como braquirradioterapia de dosis baja (LDR, por sus siglas en inglés). Se pueden administrar en una visita ambulatoria. Eso significa que puede volver a su casa ese mismo día. El proveedor de atención médica usa una aguja para colocar semillas radiactivas diminutas en la próstata. Se usan imágenes de ecografía transrectal para guiar la aguja. Se usan unas 100 semillas. Eso depende del tamaño de la próstata.

  • Radiación temporal. En la radiación temporal se libera 1 dosis alta de radiación en cada tratamiento. El proveedor de atención médica coloca tubos pequeños y blandos (sondas) en la próstata. Estas sondas están conectadas a una máquina. La máquina envía fuertes fuentes radiactivas a las sondas (y al interior de la próstata) durante varios minutos cada vez y luego las extrae. Esto se hace varias veces. Después del último tratamiento, se quitan las sondas. Es posible que usted tenga que permanecer en el hospital por 1 o 2 días mientras recibe este tratamiento. 

Después del tratamiento

Puede regresar a sus actividades normales de inmediato después del tratamiento. Su equipo de atención médica lo ayudará a controlar cualquier efecto secundario que se produzca.

Si le implantaron semillas permanentes, quizás tenga que limitar su contacto con niños pequeños y mujeres embarazadas durante algunos meses. También es posible que tenga que tomar otras precauciones.

Hable con su equipo de atención médica para saber qué puede esperar de este tratamiento y qué podría tener que hacer después.

Revisor médico: Kimberly Stump-Sutliff RN MSN AOCNS
Revisor médico: Lu Cunningham RN BSN
Revisor médico: Richard LoCicero MD
Última revisión: 12/1/2019
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell | StayWell Disclaimer